Con juego, familias de casas gratis aprendieron a convivir en comunidad

Culmina proceso de fortalecimiento de tejido social en proyectos de vivienda gratuita en tres ciudades del país. Un total de 3.400 familias fueron beneficiadas. Algunos de sus miembros cuentan su experiencia.

Bogotá, junio de 2017. Este mes, los equipos de ludotecarios que han acompañado a 3.400 familias de unidades de vivienda gratuita de Bogotá, Pasto y Villavicencio se despedirán de ellas con la satisfacción de haberles mostrado otras formas de resolver sus conflictos para vivir en comunidad.

La Corporación Juego y Niñez suscribió el año pasado un convenio con el Fondo Nacional de Vivienda (Fonvivienda), para realizar un proyecto de fortalecimiento del tejido social en las urbanizaciones Las Margaritas (Bogotá), San Luis (Pasto) y Madrid etapas III y IV (Villavicencio).

Allí viven familias en situación de pobreza extrema, fueron desplazadas de sus hogares por el conflicto armado o por obra de la naturaleza. Colombianos de diferentes zonas del país que hoy comparten la experiencia de tener apartamento propio y que requieren conocer qué implicaciones tiene vivir en comunidad.

En ese sentido, el objetivo de los 24 ludotecarios de Corporación Juego y Niñez fue valerse del lenguaje del juego para favorecer y acelerar procesos sociales en las familias, que les permitieran apropiarse del territorio y organizarse para asumir los desafíos de la cotidianidad con un grupo de personas diferentes.

“En general, el balance del proyecto es positivo. Las experiencias y los aprendizajes que ha dejado su implementación han permitido fortalecer el conocimiento organizacional y potenciar las acciones contempladas en la metodología de la corporación. Así como aportar al desarrollo social del país en este momento de transformación y avance hacia la construcción de una nación en paz”, asegura Ruth Camelo, directora de la Corporación Juego y Niñez.

A través de tomas de parques – y algunas veces colegios aledaños a las zonas- con juegos, bazares, torneos deportivos, cabildos de saberes, encuentros para compartir agua de panela caliente o comer una papa, cantar en un karaoke y otras actividades recreativas, niños y adultos se encontraron para conocerse y compartir momentos que les permitieron sentirse partícipes de una comunidad.

Con talleres sobre qué implica una propiedad horizontal y ferias de servicios de diferentes instituciones nacionales y locales (salud, educación, Policía, casa de justicia, entre otros) complementaron sus conocimientos y obtuvieron oportunidades para estudiar, emplearse, solucionar problemas legales y otros asuntos más.

“Con la capacidad instalada que se ha venido dejando en los líderes comunitarios, actores sociales e institucionales, se espera promover la cohesión social y el desarrollo de acciones de movilización comunitaria con el propósito de que las unidades de vivienda gratuita sean parte central del desarrollo de los proyectos de vida de las familias que los habitan”, explica Diana García, coordinadora técnica de Corporación Juego y Niñez.

El programa de las viviendas 100% subsidiadas nació como respuesta del Gobierno Nacional a la realidad de miles de hogares que viven en situación de extrema pobreza y, por lo tanto, no logran acceder a un crédito para obtener su vivienda por los mecanismos tradicionales que ofrece el mercado. Este programa pretende entregar 100 mil viviendas y tiene como objetivo central seguir avanzando en el cumplimiento de las metas del Gobierno de crear empleo y reducir la pobreza en Colombia, como ha señalado el Gobierno.

El aprendizaje

El proceso de desarrollar un proyecto de fortalecimiento del tejido social le implicó a Corporación Juego y Niñez superar varios retos debido a las dinámicas propias de una comunidad en construcción, en la que apenas se está generando un sentido de apropiación hacia el nuevo territorio y se están dando comprensiones de lo que conlleva convivir en propiedad horizontal.

Entre los retos estuvo dar respuesta de manera diferencial a cada una de las unidades de vivienda gratuita, que obligó ajustar de forma continua las estrategias de atención y captación del interés de las comunidades en las actividades del proyecto. Sin embargo, el mayor aprendizaje se centra en la importancia de desarrollar este tipo de proyectos con mayor continuidad, teniendo en cuenta que la construcción del tejido social es un proceso que requiere un fuerte acompañamiento en un tiempo prolongado para que se consoliden los avances del proceso y se genere sostenibilidad.

Qué dice la comunidad

Hernán Perdomo Andrade, Margaritas, Bogotá

“Los logros que he visto de la Corporación Juego y Niñez es la socialización de Ley 675 a través de los diferentes talleres de propiedad horizontal, como son el uso de las zonas comunes, el uso de las basuras y cómo está conformado el consejo de administración. Tiene programas de recreación para los muchachos donde les enseña formación en liderazgo”.

José Joaquín Braussin, Margaritas, Bogotá

“El cambio ha sido mucho porque al comienzo hasta los mismos de aquí se portaban como raritos, pero ahora es muy bonito. Los niños, por ejemplo, son muy obedientes hacen caso de no dañar las matas”.

Angie Vanessa Mera Chavez, Torres de San Luis, Pasto, 12 años

“Antes de que llegara la Corporación Juego y Niñez teníamos mucho miedo de salir porque había personas que se drogaban en el parque. Ahora nos podemos recrear en el parque. Podemos aprender juegos y aprender que lo importante no es ganar sino que es saber jugar. Aprendemos valores y todo lo que necesitamos para nuestra vida y para ser felices”.

Karina Vallejo Luna, Madrid, Villavicencio

“Participo mucho. Me gusta meterme en este cuento porque nos enseñan de la convivencia. Si tenemos conflictos nos explican cómo resolverlos. Nos enseñan a convivir en comunidad”.

Yolanda Maribel Chavez, Torres de San Luis, Pasto

“Yo me siento muy feliz, muy contenta, agradecida ante mi Dios y ante las personas que nos obsequiaron esta hermosa vivienda. El barrio es muy tranquilo, antes era un poco con problemas. Llegaron los de Juego y Niñez, que son personas muy respetuosas, son muy colaboradoras con un consejo, nos enseñaron a jugar, a compartir entre vecinos. Nos han enseñado a respetarnos los unos a los otros”.

Karen Lorena Chaves, Torres de San Luis, Pasto, 12 años

Antes de que llegara la Corporación Juego y Niñez yo era como antisocial. No tenía amigos, ahora ya tengo más amistades, ya soy más segura de lo que hago.

Paola Murcia, Urbanización Madrid, Villavicencio

Muy feliz me siento. He tenido solo un problema con una sola vecina. Nadie se mete con nadie, se busca el diálogo. Se trata de la comunicación y no de agredirnos verbalmente. Los talleres de formación sirven mucho porque es la primera vez que nosotros vivimos en un conjunto y uno a veces es tan ignorante en ese tema.

 

Mayores informes:

Sonia Laverde

Coordinadora de comunicaciones

Corporación Juego y Niñez

Teléfono: 7 43 07 68 Ext. 303

sonia.laverde@juegoyninez.org

 

Jaime Ortiz

Director de Sinergia Comunicaciones

Teléfono: 311 2603906

jaime.ortiz@sinergiacomunicaciones.com